Orando con la Virgencita

 En la foto de abajo puede verse mi ventana y el jardín de fuera; yo estoy en sentado en la cama. La imagen de la Virgen, una de las varias con las que me acompaño todos los días, la pongo en ese sitio cuando me pongo a orar. Bueno, a intentarlo.

orandole a la virgen niña
 ¿Por qué esta imagen? ¿Y por qué orar con ella? Porque es la única que he encontrado de María con las manos en gesto de plegaria que me gustara, y también porque la inocencia que transmite, dado lo niña que se ve, me anima a imaginar que estoy orando como lo haría de ser un niño y que ella me lo está enseñando y que solo me pide que junte las manos sobre el corazón y la imite. Es una sensación muy linda. Como no me sale orar con palabras, esa imaginación, acompañada del Rosario entre las manos, es la única manera que tengo para hacerlo, al menos de momento.

 Por lo que he leído en varios sitios cristianos, no está mal valerse de la imaginación cuando oramos. Orar con la imaginación es muy hermoso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s