¿Soy cristiano?

 Van a hacer dos años de mi regreso a Jesús por María. Poco ha cambiado mi vida; sigo siendo la persona infantilmente confinada a sí misma de siempre, pero con la alegría de tenerlos a ellos, de poder poner una imagen al pie de mi ventana de Jesús con los niños y de imaginar que soy alguno de esos niños, o bien de recurrir a un ícono de la Theotokos con el Niño y dejar que mi imaginación se abandone como quiera.

Sigue leyendo

Anuncios