María Kannon y nosotros, los «marianos»

 Como devoto mariano y lector ocasional de webs y foros cristianos encontrar agresiones hacia los católicos por parte de personas de otras confesiones me entristece bastante. No lo merecemos ¿Tan difícil es dejarnos en paz y «confiarnos» a Dios?

 Pero sobre todo el destrato me entristece por nuestra historia, por aquellos cristianos que siglos antes de que asomara el Protestantismo dieron testimonio por María. Y en tiempos ya de Protestantismo, por aquellos cristianos que no tuvieron otro evangelio que el enseñado por los misioneros católicos, como ser los japoneses del siglo XVII, que fueron brutalmente perseguidos y silenciados por los Tokugawa.

Sigue leyendo

Anuncios

¿Soy cristiano?

 Van a hacer dos años de mi regreso a Jesús por María. Poco ha cambiado mi vida; sigo siendo la persona infantilmente confinada a sí misma de siempre, pero con la alegría de tenerlos a ellos, de poder poner una imagen al pie de mi ventana de Jesús con los niños y de imaginar que soy alguno de esos niños, o bien de recurrir a un ícono de la Theotokos con el Niño y dejar que mi imaginación se abandone como quiera.

Sigue leyendo

Lo que mira Jesús es el corazón…

 Después de un año sin escribir en este espacio, aunque siempre con María y Jesús en mis pensamientos, y, como puedo, en mi vida en general, tengo que decir dos palabras sobre un asunto que me tiene muy desilusionado por la manera hostil con la que el mundo web católico lo está abordando, tanto que me he preguntando sí podría seguir llamándome católico, pues no puedo compartir una mirada tan severa hacia el otro. Cuando abrí el blog lo hice para escribir sobre los pensamientos que me fueran surgiendo en relación a «mi Theotokos» y a Cristo desde un punto de vista, digamos, ingenuo, y sin deseos de meterme en aguas turbulentas. Pero como no me aguanto más, dejaré sentado lo que pienso con dos palabras.

 ¿Conocen la historia de Luana? Seguro que sí. Me conmovió saber de ella, de su admirable mamá. Y por esto quiero pedirle a nuestra Madre que cuide de la niña y que la guarde y sostenga cuando lo necesite, y si así lo quiere, que le cumpla sus sueños cuando sea adulta. Ella lo que mira, con infinita dulzura, son nuestros corazones. Lo mismo Jesús. No puedo creer otra cosa.

A Jesús por María

 Una cuestión que me ha llamado la atención desde que he vuelto a Cristo, es que algunos católicos, no hablemos ya de otras confesiones, encuentran desmedida la devoción a María. Dicen que no se justifica que busquemos su amparo cuando todo consuelo nos lo brinda Cristo y que el mismo Jesús nos ha enseñado que Él es el Camino a Dios.

 Esta es una objeción que en los últimos meses, en alguna ocasión, he llegado a compartir.

ícono maría1 Sigue leyendo

María recibiendo a Cristo

 Leía ayer en este blog un pensamiento que me sacudió mucho la imaginación. El autor, partiendo del encuentro de Juan Diego con la Virgen de Guadalupe, reflexionaba sobre María como Madre y Niña, y llegado a un punto habla de Juan, del misterio maravilloso que habrá entrañado el que él, en su función de pastor de los cristianos, diera durante la Misa el Cuerpo de Cristo a la Virgen. Fascinante.

virgen de guadalupe2

 Como no soy muy entendido en estas cuestiones, no me aventuro a pensar el asunto más de la cuenta, pero bueno, ¿realmente habrá ocurrido que Juan diera de comulgar a la Virgen? ¿Hubiese sido posible, digamos, desde lo teológico? Pienso en el «llena eres de gracia», en la hermosa palabra, que acabo de conocer en estos meses, que es  «kejaritomene» , y se me ocurre que no. Pero, ¿no habría sido un consuelo, a la par de que una alegría y un dolor inmensos, para María el sentir a su Hijo nuevamente dentro suyo? Viendo lo que fue su vida de humilde y callado ejemplo, seguro que Ella habrá querido participar de la Iglesia como una cristiana más, y entonces sí, se podría suponer que la Madre recibió al Hijo en la Eucaristía, como debía todo cristiano. En fin. Un hermoso misterio.

  Que la Virgencita de Guadalupe los guarde.

El Lucero de Belén

 Una horitas que lleva de nacido el Niñito Jesús. Dios, sabes que todavía me cuesta hablarte como debo, aunque ahora lo estoy haciendo, pero también sabes que a través de Ella te expreso lo que siento. Gracias por la Navidad.

 Madre, estoy cansado y en estos momentos un poco cerrado de palabras. Esta ilustración creo expresará mejor todo lo que pudiera escribirte.

navidad por juan ferrandiz

   ¡Feliz Navidad! ¡Que el Niño y María les sonrían!

La miniserie María de Nazareth

  Hoy es el día para armar el arbolito de Navidad, uno de mis momentos preferidos del año, porque el arbolito es de las pocas cosas, sino la única, que me permite hacer lo que de niño, y casi con igual entusiasmo. Pero desde este año, no más que tres meses atrás, el 8 de diciembre ha pasado a ser el día de María, nuestra Madre. Creo que desde la época de la Primera Comunión que no tenía tan presente que hoy es el día de la Virgen. Este 8 de diciembre para mí, pues, estará alumbrado como nunca en muchos años.

 Hace unas semanas estuve viendo la miniserie María de Nazareth. Disfruté mucho al verla, tanto, que en ella he encontrado la versión para María de la preciosa Jesús de Nazareth de Zefirelli. En el día de la Virgen, aprovecho entonces para contar un poco de María de Nazareth, una coproducción italiana-española estrenada en 2012.

maria de nazaret serie1 Sigue leyendo